miércoles, 23 de septiembre de 2009

4.- Separación de bienes

videoComo el anterior, este tema corresponde al período de fines de 2002 y comienzos del 2003, e integraba un proyecto de disco que se iba a llamar "Sol negro", que es una definición poético-psicológica del duelo, pero que luego fue empleada para un programa de televisión, así que desistí de usar ese título. Por otra parte, la vorágine de mi vida por aquellos tiempos me impidió sentarme tranquilo a grabar, o a concentrarme en un proyecto artístico personal. Las relaciones humanas se comieron todas mis energías por aquellos días.

Esta es una canción que intenta emular a Chico Buarque, siempre tan quirúrgico y cruel para describir la humillación de una separación: "Trocando miúdos", "Atrás da porta", "Olhos nos olhos", etc.

Creo que encontré una vuelta de tuerca aquí cuando, hablando de ese doloroso proceso de dividirse las cosas comunes acumuladas durante una pareja, se descubre que en realidad lo más grave que se pierde es esa parte de uno que el otro se lleva. De ahí que empiece a bromear con la pérdida de pedazos del cuerpo: "llevate este brazo, total, mirá qué lindo muñón me ha quedado"; "llevate este ojo, mejor tuerto que bizco", o "de mi corazón me dejás un par de ventrículos?".

El estribillo nació de una combinación de ideas. Un poco inspirado en "From a midnight train" de The Blue Nile, y otro poco, como un intento explícito de homenajear a Spinetta, tomando de su enorme cantidad de canciones, los pedacitos que hablaban de enseres hogareños. Aquí, luego de que nadie ganara el concurso lanzado en Facebook, están las respuestas de a qué canción pertenece cada fragmento:

"platos de café": Cantata de puentes amarillos;

"patas de mueble de bronce": Jugo de lúcuma;

"impalas en tu estante": Los libros de la buena memoria;

"las uvas viejas de un amor en el placard": Credulidad;

"la valija pesa": Laura va; y

"y tu amor es una vieja medalla": de la canción del mismo nombre.

Cuando la hacíamos con Fina Estampa, esta canción era más lenta, oscilaba entre un blues y un shuffle, creando un clima parecido a "Los libros de la buena memoria". Para el disco se me ocurrió hacerla más "up tempo", como un demito que había grabado en 2004, dándole un toque de marchita parecido a "Penny Lane", donde el piano machacante lo hacía con la guitarra. De ahí que la batería suene tan precisa y entusiasta. Al momento de mezclar, se nos ocurrió probar con hacer desaparecer mi guitarra, y ahí quedó este fenomenal trío de jazz: Jorge en batería, Hernán en bajo, y John en guitarra eléctrica. Creo que el resultado es impactante: Menos es más!

Las imágenes del video fueron extraídas de www.heyhotshot.com/blog/contenders/

4 comentarios:

  1. Ups! me olvidaba la letra:

    Este brazo quedó pegado a tu talle
    Mejor te lo dejo
    Y mira qué hermoso muñón me ha quedado

    Este ojo era sólo para mirarte
    Mejor te lo dejo
    Más vale un hueco en la cara que una mirada errante

    Te quiero, platos de café
    Te quiero, patas de mueble de bronce

    De mi corazón voy a necesitar
    Al menos un par de ventrículos

    Y aquella vieja canción
    Que hablaba de tus pechos
    Llevala, yo no vuelvo a cantarla

    Te quiero, impalas en tu estante
    Te quiero, las uvas viejas de un amor en el placard

    De vos creo que nada voy a andar precisando
    Tu mirada buena, hoy es sólo un recuerdo
    Y esos ya son todos míos

    Te quiero, la valija pesa
    Te quiero, y tu amor es una vieja medalla

    ResponderEliminar
  2. Ups! me olvidaba mencionar que, en la versión final, en los estribillos canta Lucy!

    ResponderEliminar
  3. muy bueno amigo. las palabras sirven mas a la poesia que a la comunicación. pensaba eso cunçando escuchaba a spinetta hace unos dias, hermoso. ahora leo esto y pienso cuando terminarè de perder de una vez y quedarme con lo legitimamente mio. mm???.
    ( prometo fumar menos para la proxima)

    ResponderEliminar
  4. Viste que al final está bueno no tener nada... No escribiré canciones, pero tampoco me desgarrará la pérdida... y bien sabés que no es conformismo. Un ratito de mirada cálida, sensible, un portugués que se mezcla por ahí... basta y sobra...

    ResponderEliminar